Portfolio

Nuestros Proyectos

Involúcrame y lo aprendo

Involúcrame y lo aprendo

Centros educativos

 

Categoría: Centros educativos Año: 2019
Premios: Premio en el concurso de ideas para la transformación de espacios educativos del Col·legi d'Arquitectes de Catalunya (COAC)  

 

 

 

 

Los centros educativos son espacios donde los niños pasan aproximadamente una cuarta parte del día. Si tenemos la pretensión de conseguir que estos lugares motiven, inspiren y estimulen, habría que comenzar por plantearse cuáles son las necesidades actuales de sus principales usuarios y conocerlas directamente por ellos mismos.

Por otra parte, cada centro tiene unas características que lo hacen único: el proyecto educativo, el contexto social, las instalaciones con las que cuenta, factores culturales o geográficos,…

Conocer ambas incógnitas, las necesidades del alumnado y el contexto del centro, es el primer paso que debería dar un arquitecto para poder plantear una adecuada transformación de los espacios educativos.

Pero, ¿Qué pasaría si estas cuestiones fueran preguntadas en el aula? ¿Podría el alumnado aportar soluciones para mejorar los entornos de aprendizaje y a la vez aprender con el proceso?

Nuestra propuesta parte de estas premisas. Planteamos aprovechar la adaptación de los centros como oportunidad para su utilización como recurso educativo, vinculándola con la programación didáctica del aula e involucrando al alumnado en todo el proceso.

Esta propuesta supondría la adaptación, por parte del profesorado, de algunas actividades de clase relacionando las competencias a adquirir por el alumnado con los problemas que queremos solucionar en los espacios del centro. Por ejemplo, una actividad sobre los tipos de árboles, hoja caduca o perenne, podría vincularse a la búsqueda de una solución para que las aulas tengan más sombra en verano y más luz en invierno, mejorando el confort térmico.

No debemos olvidar que los alumnos son quienes van a disfrutar o padecer los cambios, debido a ello creemos que hacerlos partícipes de las propuestas permitirá acercarnos más a sus necesidades y generará un vínculo de apego con el centro que incluso podría ayudar a reducir el abandono escolar.

La tercera parte involucrada en este proceso son los agentes externos. Expertos en diferentes materias que complementarán al profesorado en el desarrollo de las actividades, acompañarán al alumnado en la búsqueda de soluciones y finalmente desarrollarán las propuestas que serán ejecutadas en el centro. En este apartado no solo intervendrían los arquitectos. Para el desarrollo de una actividad vinculada a un huerto escolar, el agente externo podría ser, por ejemplo, un agricultor o incluso el abuelo de algún alumno.

De esta reflexión previa surge involúcrame y lo aprendo, proyecto que pretende generar una metodología que ayude a los centros a buscar propuestas para adaptar sus entornos de aprendizaje a sus necesidades actuales de enseñanza.

Se divide en cuatro fases:

 

 

 

 

logo-laurdimbre.png

Defendemos la arquitectura útil

Síguenos

Copyright © 2019 La Urdimbre.